Home / OMS / Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) — Arabia Saudita

Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) — Arabia Saudita

El 6 de febrero de 2019, el Centro Nacional de Enlace para el RSI de Arabia Saudita notificó a la OMS un brote activo de infección por MERS-CoV en la ciudad de Wadi Aldwasir y en uno de sus hospitales (al que se denominará hospital A). Entre el 29 de enero y el 13 de febrero de 2019 se notificaron 39 casos de infección por MERS-CoV, cuatro de ellos mortales. En el momento de redactarse este parte, el brote sigue activo. Se ha producido transmisión de persona a persona entre el paciente índice y varios profesionales sanitarios y pacientes del ala de urgencias y la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital A, así como entre pacientes y contactos familiares. Al 13 de febrero se habían infectado nueve profesionales sanitarios. Las descripciones del brote se basan en la información recibida por la OMS al 13 de febrero de 2019; se facilitará más información actualizada tan pronto como se disponga de ella.

Se ofrece información detallada sobre cada caso en el documento al que remite el enlace que figura más abajo.

Desde 2012 hasta el 13 de febrero de 2019 se han notificado a la OMS a nivel mundial un total de 2 345 casos de infección por MERS-CoV confirmada mediante pruebas de laboratorio, de los cuales 817 han sido mortales. Esta cifra refleja el número total de casos confirmados mediante pruebas de laboratorio a nivel mundial que han sido notificados a la OMS hasta la fecha con arreglo al RSI. El número total de muertes incluye las muertes de las que la OMS tiene conocimiento hasta la fecha gracias al seguimiento realizado en los Estados Miembros afectados.

Respuesta de salud pública

El Ministerio de Salud de Arabia Saudita ha emprendido una investigación exhaustiva del brote en Wadi Aldwasir, incluida la identificación de todos los contactos de los pacientes confirmados entre sus familiares y los profesionales sanitarios. Al 13 de febrero se había identificado a un total de 350 contactos, de los cuales 230 eran familiares y 120 profesionales sanitarios. A todos los contactos identificados se les seguirá realizando un seguimiento durante 14 días a partir de la fecha de la última exposición, con arreglo a las directrices nacionales y de la OMS relativas al MERS-CoV.

A los contactos sintomáticos y con exposición de alto riesgo se les ha realizado la prueba de RCP-RT para detectar la infección por MERS-CoV al menos una vez, y a muchos contactos de pacientes conocidos se les ha realizado la prueba varias veces. Todos los casos secundarios de infección por MERS-CoV se han notificado a la OMS. Al 13 de febrero, el Ministerio de Salud considera que la posible transmisión activa de persona a persona se ha minimizado. Los últimos casos son contactos que inicialmente dieron negativo en la prueba de RCP-RT para el MERS-CoV pero que en pruebas posteriores dieron positivo. La OMS espera que se notifiquen más casos relacionados epidemiológicamente con casos conocidos.

En los centros de atención de la salud con alto riesgo de transmisión del MERS-CoV se han incrementado las medidas de prevención y control de las infecciones, incluida la capacitación obligatoria en el servicio sobre medidas de control de las infecciones para todos los profesionales sanitarios que trabajan en alas de urgencias y en UCI. Se han desinfectado el ala de urgencias y la UCI del hospital A, y se ha reforzado el triaje de pacientes con afecciones respiratorias en todos los centros de atención de la salud de la región de Riad. También se ha movilizado a personal hospitalario adicional para apoyar las actividades de control de las infecciones. En el momento presente, el hospital A está plenamente operativo.

El departamento de relaciones con los medios de comunicación del Ministerio de Salud ha puesto en marcha una campaña de concienciación en la ciudad de Wadi Aldawasir dirigida especialmente a los propietarios de camellos y a quienes realizan actividades relacionadas con estos animales.

El Ministerio de Agricultura está realizando pruebas a dromedarios en el área de Wadi Aldwasir. Tres dromedarios han dado positivo en la prueba de RCT, por lo que han sido retirados del mercado local. También se han restringido las entradas y salidas del mercado de camellos. Como medida de precaución, los camellos que eran propiedad de casos humanos confirmados fueron puestos en cuarentena, independientemente de los resultados de las pruebas. Se llevará a cabo la secuenciación completa del genoma de las muestras humanas y de dromedarios disponibles.

Evaluación del riesgo por la OMS

La infección por MERS-CoV puede provocar una enfermedad grave que ocasiona unan gran morbilidad y mortalidad. Las personas se infectan por MERS-CoV por contacto directo o indirecto sin protección con dromedarios infectados, y está demostrado que el virus puede transmitirse de persona a persona. Hasta ahora, la transmisión observada de persona a persona ha sido discontinua y ha tenido lugar sobre todo en entornos sanitarios.

Al 13 de febrero se habían identificado y notificado 39 casos relacionados con el brote de Wadi Aldwasir. En el momento de redactarse el presente parte, se está haciendo un seguimiento de los contactos. Es probable que se notifiquen más casos resultantes de la transmisión de persona a persona en relación con este brote. La existencia de esta transmisión nosocomial es muy preocupante. Sin embargo, las pautas epidemiológicas no son inusuales y hasta el momento no hay signos que apunten a una propagación ulterior del brote. La transmisión de persona a persona entre pacientes y profesionales sanitarios, entre pacientes que comparten espacios en centros de salud y de pacientes a familiares puede producirse cuando hay retrasos en el aislamiento de los casos sospechosos, medidas inadecuadas de prevención y control de infecciones y una atención clínica tardía de los casos.

La notificación de estos casos adicionales no cambia la evaluación general del riesgo por parte de la OMS. La OMS prevé que se notifiquen nuevos casos de infección por MERS-CoV en Oriente Medio y que se sigan exportando casos a otros países a través de personas que adquieran la infección tras la exposición a dromedarios infectados, a productos animales (por ejemplo, mediante el consumo de leche de camella cruda) o a otros casos humanos (por ejemplo, en entornos sanitarios). La OMS seguirá observando la situación epidemiológica y realizará evaluaciones del riesgo basadas en la información más reciente. Se sigue a la espera de los resultados de la investigación epidemiológica terminada, así como de la secuenciación completa del genoma de las muestras humanas y de dromedarios disponibles. Estos resultados proporcionarán información sobre el alcance de la transmisión de dromedario a persona y de persona a persona en relación con este brote.

Consejos de la OMS

Dadas la situación actual y la información disponible, la OMS alienta a todos sus Estados Miembros a que mantengan la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas y estudien con detenimiento todos los casos inusuales.

Las medidas de prevención y control de las infecciones son esenciales para evitar la posible propagación del MERS-CoV entre personas en los centros sanitarios. No siempre es posible identificar precozmente a los pacientes infectados por MERS-CoV, dado que los primeros síntomas son inespecíficos, como ocurre con otras infecciones respiratorias. Por consiguiente, los profesionales sanitarios deben aplicar las precauciones generales en todo momento y en todos los pacientes, independientemente de su diagnóstico. Además, hay que adoptar precauciones contra la transmisión por gotículas al atender a cualquier paciente con síntomas de infección respiratoria aguda; cuando se trate de un caso confirmado o probable de infección por MERS-CoV, hay que añadir precauciones contra el contacto y protección ocular. Las precauciones contra la transmisión por vía aérea están indicadas cuando se realicen procedimientos generadores de aerosoles.

La detección temprana, la atención clínica y el aislamiento de los casos, junto con medidas adecuadas de prevención y control de las infecciones, pueden prevenir la transmisión del MERS-CoV de persona a persona.

La OMS recomienda que, de ser posible, se realicen una identificación, un seguimiento y pruebas exhaustivas a todos los contactos de los pacientes infectados por MERS-CoV, independientemente de la presentación de síntomas, ya que aproximadamente el 20% de todas las infecciones por MERS-CoV notificadas se han calificado de leves o asintomáticas. Se desconoce en qué grado se transmite una infección por MERS-CoV asintomática. No obstante, se han documentado casos de transmisión de un paciente asintomático infectado por MERS-CoV a otra persona.

El MERS-CoV causa enfermedades más graves en personas inmunocomprometidas o con afecciones crónicas subyacentes como diabetes, insuficiencia renal o neumopatía crónica. Por tanto, estas personas deben evitar el contacto cercano con dromedarios cuando visiten granjas, mercados o establos donde se sepa que podría circular el virus. Hay que adoptar medidas higiénicas generales, como lavarse las manos antes y después de tocar animales y evitar el contacto con animales enfermos. También deben observarse las medidas de higiene de los alimentos. Hay que evitar el consumo de leche de camella cruda, orina de camello o carne que no esté suficientemente cocinada.

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada en relación con este evento, ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en este momento.

Artículo Original

Check Also

Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) — Omán

Entre el 27 y el 31 de enero de 2019, el Centro Nacional de Enlace ...

Close

Salud se escribe con V está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache