Home / OMS / Enfermedad por el virus del Ebola — República Democrática del Congo

Enfermedad por el virus del Ebola — República Democrática del Congo

El brote de la enfermedad por el virus del Ebola (EVE) continúa con intensidad moderada. Katwa y Butembo siguen siendo las principales zonas sanitarias afectadas, mientras que simultáneamente sigue habiendo pequeños conglomerados en algunos lugares geográficamente dispersos. En los últimos 21 días (13 de febrero – 5 de marzo de 2019) se han notificado 76 nuevos casos confirmados y probables en 31 áreas de nueve zonas sanitarias (figura 1), a saber: Katwa (44), Butembo (17), Mandima (6), Masereka (3), Kalunguta (2), Beni (1), Vuhovi (1), Kyondo (1) y Rwampara (1). El nuevo conglomerado en la zona sanitaria de Mandima se está produciendo en una aldea que no se había visto afectada anteriormente; de estos casos recientes en esta zona sanitaria, cinco están relacionados epidemiológicamente y el sexto estuvo probablemente expuesto en Butembo; sin embargo, sigue habiendo un elevado riesgo de propagación ulterior. De igual modo, los casos recientes (dos confirmados y uno probable) registrados en Masereka proceden de una cadena de transmisión de Butembo. Estos eventos ponen de relieve la importancia de que los equipos de respuesta permanezcan activos en todas las áreas, incluidas aquellas con menor incidencia de casos, para detectar rápidamente nuevos casos y evitar la transmisión.

Hasta el 5 de marzo se habían notificado 907 casos de EVE1 (841 confirmados y 66 probables), de los que el 57% (514) eran de sexo femenino y el 30% (273) eran niños menores de 18 años. En total, se han notificado casos en 121 de las 301 áreas sanitarias de 19 zonas sanitarias de las provincias de North Kivu e Ituri. En total, se han notificado 569 muertes (tasa de letalidad: 63%), y 304 pacientes han sido dados de alta de centros de tratamiento del ebola. Aunque actualmente se observan tendencias decrecientes en la incidencia de casos, la alta proporción de muertes entre los casos confirmados notificadas por la comunidad, la proporción relativamente baja de casos nuevos entre los contactos conocidos que están bajo vigilancia, las demoras persistentes en la detección y el aislamiento en centros de tratamiento del ebola (provocadas también por incidentes violentos recientes) y las dificultades para notificar y responder oportunamente a los casos probables aumentan la probabilidad de que se produzcan nuevas cadenas de transmisión en las comunidades afectadas y de que la propagación continúe.

Tras los ataques contra dos centros de tratamiento del ebola en Katwa y Butembo, los pacientes fueron trasladados temporalmente al Centro de Tránsito de Katwa. El 2 de marzo, el centro de tratamiento del ebola de Butembo quedó rehabilitado y se reanudó en él el tratamiento de los pacientes con EVE. Los equipos de respuesta están reanudando progresivamente las actividades en todas las áreas afectadas, con la excepción de dos áreas sanitarias en las que la seguridad y la reticencia de la comunidad siguen siendo un problema.

Figura 1: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por áreas sanitarias de las provincias de North Kivu e Ituri (República Democrática del Congo), datos hasta el 3 de marzo de 2019

Figura 2: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por semana de inicio de la enfermedad, datos hasta el 5 de marzo de 2019*

*Los datos de las últimas semanas están sujetos a demoras en la confirmación y notificación de casos, así como a la depuración de datos en curso; las tendencias durante este período deben interpretarse con cautela.

Respuesta de salud pública

Para obtener más información sobre las medidas de respuesta de salud pública adoptadas por el Ministerio de Salud, la OMS y los asociados, consulte los últimos informes de situación publicados por la Oficina Regional de la OMS para África:

Evaluación del riesgo por la OMS

La OMS monitorea constantemente los cambios en la situación y el contexto epidemiológicos del brote para asegurarse de que el apoyo a la respuesta esté adaptado a las circunstancias cambiantes. Los niveles de riesgo nacionales y regionales siguen siendo muy altos, si bien el nivel de riesgo mundial permanece bajo. Este brote de EVE está afectando principalmente a las provincias del noreste de la República Democrática del Congo que limitan con Uganda, Rwanda y Sudán del Sur. Existe un riesgo potencial de transmisión de la EVE a nivel nacional y regional debido al elevado número de desplazamientos entre las áreas afectadas, el resto del país y los países vecinos por razones económicas y personales, así como a la inseguridad. El país está experimentando al mismo tiempo otras epidemias (por ejemplo, de cólera, poliomielitis de origen vacunal, paludismo y sarampión) y una crisis humanitaria prolongada. Además, la frágil situación de seguridad en North Kivu e Ituri dificulta aún más la ejecución de las actividades de respuesta.

Dado que el riesgo de propagación nacional y regional es muy alto, es importante que las provincias y los países vecinos intensifiquen las actividades de vigilancia y preparación. El Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005) ha advertido de que, si no se intensifican estas actividades de preparación y vigilancia, las condiciones empeorarán y la propagación continuará. La OMS seguirá colaborando con los países vecinos y los asociados para garantizar que las autoridades sanitarias estén alerta y preparadas operacionalmente para responder.

Consejos de la OMS

Tráfico internacional: Teniendo en cuenta la información disponible, la OMS aconseja no restringir los viajes a la República Democrática del Congo ni el comercio con este país. Actualmente no existe ninguna vacuna autorizada para proteger a las personas frente al virus del Ebola. Por tanto, el requisito de tener un certificado de vacunación contra el virus del Ebola no constituye una base razonable para restringir los desplazamientos transfronterizos o la expedición de visados a los pasajeros que salen de la República Democrática del Congo. La OMS sigue vigilando de cerca y, de ser necesario, verificando las medidas con respecto a los viajes y al comercio en relación con este evento En la actualidad, ningún país ha aplicado medidas relativas a los viajes que interfieran significativamente con el tráfico internacional hacia la República Democrática del Congo y desde este país Los viajeros deben solicitar asesoramiento médico antes de viajar y observar prácticas adecuadas de higiene.

Se puede obtener más información en:

1El número de casos puede cambiar debido a la reclasificación en curso, a la investigación retrospectiva y a la disponibilidad de los resultados de las pruebas de laboratorio.

Artículo Original

Check Also

Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) — Omán

Entre el 27 y el 31 de enero de 2019, el Centro Nacional de Enlace ...

Close

Salud se escribe con V está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache